Press "Enter" to skip to content

Investigación sobre polémica fiesta de Neymar

Neymar parece ser sinónimo de polémica últimamente, esta vez debido a una fiesta en su mansión brasileña para despedir el año.

El jugador del PSG tenía intención de organizar un evento de cinco días con 500 personas en su mansión, y debido a las críticas que ha recibido ha tenido que rebajar sus expectativas de celebración.

En plena pandemia y en época de restricciones sociales en todo el mundo, el jugador llega para crear una nueva polémica. Brasil acumula cada vez datos más preocupantes sobre contagios por covid 19, algo que no ha importado en absoluto al jugador para organizar una macrofiesta para despedir el 2020.

Según han informado algunos medios, la fiesta ya se había puesto en marcha hace varios días en una especie de discoteca subterránea con aislamiento acústico y con una única regla para los invitados : no usar el teléfono móvil ni cámaras.

Como era de esperar, las críticas hacia la falta de respeto de Neymar en estos momentos tan duros para todos, no tardaron en llegar. El entorno del jugador rápidamente intentó suavizar la polémica señalando que únicamente eran 150 asistentes y que la fiesta estaba celebrándose cumpliendo todas las medidas sanitarias establecidas por las medidas públicas. Algo que, continúa siendo inadmisible ya que 150 personas tampoco son admisibles.

Tras todo el revuelo formado en torno a la fiesta, a pesar de que el entorno de Neymar ha defendido que los invitados debían presentar una PCR negativa para acceder a la fiesta y que el uso de la mascarilla es obligatorio, no ha sido suficiente explicación, y Neymar está siendo investigado por la justicia brasileña.

Como informa el diario ‘L’Équipe’, la fiscalía ha abierto una investigación debido a las muchas denuncias recibidas, y ha pedido al futbolista que presente los detalles de la fiesta, como número de asistentes y las medidas sanitarias adoptadas durante la celebración.

Pese a existir una investigación en curso, es cierto que el estado de Río de Janeiro no prohíbe las fiestas en casas o residencias privadas, por lo que el brasileño no habría incumplido completamente las restricciones. Neymar no se ha pronunciado al respecto, mostrando únicamente en sus redes sociales felices fotos navideñas junto a sus familiares disfrutando de sus vacaciones en Brasil.

Sin duda el brasileño cada vez es tan conocido por ser un crack futbolístico como por sus sonadas polémicas ¿Cuál será la próxima jugada de Neymar?